WASHINGTON ASHWELL

Reposaba Ud. con gallardia

en aquella apartada funeraria.

Solo.

Rodeado de flores en coronas.

Las mismas develaban

la tremenda ingratitud

de los que figuraban

en las cintas en doradas letras

cumpliendo convenciones.

La soledad es intrínseca Maestro

a la humana condición.

Mision cumplida, Dr. Ashwell

Y las flores se iran marchitando

Mientras su obra agigantando…

Beatriz González de Bosio

7 de Noviembre, 2015

« volver al índice